5702

UN RELATO DE ESTAFA PROCESAL

Hoy vamos a comentar una sentencia de la Audiencia Provincial de Zaragoza, referida a un delito de estafa procesal
Veamos la sentencia:
Ambrosio estuvo casado con Enriqueta quedando disuelto el matrimonio mediante sentencia de divorcio de mutuo acuerdo de fecha 14 de mayo de 2007 dictada por el Juzgado de Primera Instancia de Zaragoza, quedando aprobado el convenio regulador acordado por los cónyuges en base al cual Enriqueta se adjudicaba el piso sito en la >>>>  de Zaragoza, haciéndose cargo del pago de la hipoteca que lo gravaba concertada por los cónyuges en la Caja de Ahorros.
Ambrosio se adjudicó otros bienes, entre otros, concretamente un vehículo Opel, financiado igualmente con un prestamo de la misma Caja, donde era avalista la madre de Enriqueta.
Como Ambrosio no tenia previsto hacerse cargo de sus obligaciones económicas, en febrero de 2011, con la intención de evitar los futuros embargos sobre del vehículo Opel, firmó con Eulogia un contrato de venta del vehículo por el precio de tres mil euros, estipulándose que a la firma del pacto se pagaba la suma de 2.500 euros y quedando aplazada la cantidad restante a satisfacer en un plazo máximo de 30 días. En el contrato se dice que el acusado hace entrega de las llaves y documentación del vehículo a la compradora. Ambrosio continuó haciendo uso del coche que no pasó a poder de Eulogia.
Ambrosio y Vanesa, mantuvieron una relación sentimental de la que nació un hijo llamado Nicolás.
No obstante continuar la relación de afectividad entre los dos acusados y atender Ambrosio a su hijo, y con el objeto de impedir que su salario fuera objeto de embargo por sus acreedores, al no cumplir las obligaciones adquiridas en los acuerdos de divorcio, ideo firmar con Vanesa un convenio regulador de separación reseñando que su relación sentimental, dandola ficticiamente por terminada en el mes de octubre de 2010 y pactando en el documento un régimen de visitas, guarda y custodia para Nicolás, y una pensión a cargo del Ambrosio y en favor del hijo común de 700 euros mensuales. El salario del Ambrosio era en ese momento en torno a los 1.400 euros mensuales.
A continuación, Ambrosio y Vanesa idearon obtener un título ejecutivo que permitiera a Vanesa embargar el importe de la pensión fijada en el convenio, lo presentaron ante los Juzgados de Zaragoza siendo convalidado y aprobado por sentencia.
Pocos meses después, Vanesa, para consumar el plan preconcebido, presentó demanda de ejecución de títulos judiciales contra Ambrosio por impago de la pensión fijada en convenio.
El Magistrado del Juzgado dicta orden de ejecución por importe de dos mensualidades, acordando el embargo de los bienes de Ambrosio sobre los saldos de las cuentas corrientes y sobre el salario que percibía de la empresa >>>>>  logrando de este modo los acusados el fin perseguido.
Por otro lado, la Caja de Ahorros, ante el impago de las cuotas, instó ejecución contra Ambrosio, Enriqueta, y la madre de esta ultima en relación al préstamo personal que avalaba. El Juzgado ordena embargar el salario de Ambrosio, y las viviendas de Enriqueta y de su madre. No pudo embargarse el coche.
Ambrosio, ante este panorama, presentó escrito en el Juzgado indicando que los únicos bienes con que contaba en el momento del embargo eran la nómina que percibía como empleado de la empresa >>>>> nómina sobre la que ya pesaba un embargo trabado por el Juzgado >>>>> para responder del pago de la pensión mensual de su hijo menor Nicolás.
La Caja de Ahorros ante la dificultad del cobro, presentó ante el Juzgado demanda de tercería de mejor derecho contra la acusada Vanesa, siendo estimada por el referido Juzgado en su sentencia que declaró el mejor derecho de la entidad bancaria sobre el de Vanesa y que por lo tanto el embargo de la nómina de Ambrosio en la empresa que trabajaba, tendría preferencia sobre el decretado por ese Juzgado que embargó por la pensión de Nicolás.
Por otro lado Enriqueta interpuso demanda contra Ambrosio en reclamación de diversas cantidades que decía haber pagado de los préstamos adjudicados al segundo.
El Fiscal, en sus conclusiones definitivas, calificó los hechos como constitutivos de un delito de estafa procesal de los artículos 248 y 250 y de un delito de alzamiento de bienes del artículo 257.1 del Código, estimando como responsables del primero de ellos a Ambrosio y Vanesa y del segundo delito, solamente a Ambrosio, y pidió se impusieran, por el delito de estafa procesal, para cada uno de los acusados, las penas de dos años de prisión, y por el delito de alzamiento de bienes Ambrosio la pena de 18 meses.
La estafa procesal tiene lugar en aquellos casos en que una de las partes engaña al Juez y le induce con la presentación de falsas alegaciones a dictar una determinada resolución que perjudica los intereses económicos de la otra parte o de tercero.
Para el Tribunal, las cuestiones a debatir para llegar a la verdad fueron dos:
* Conocer si Ambrosio y Vanesa convivían o mantenían una relación estable cuando: se firmó el acuerdo de separación en el que se fijó una pensión en favor del hijo común de 700 euros, iniciaron las actuaciones judiciales, y convalidaron judicialmente el convenio regulador.
* Y otra, si ese acuerdo de separación fue real o ficticio.
El Tribunal, en el acto del juicio dispuso de las siguientes pruebas:
* Informe de detectives privados, donde se desprende que Ambrosio habitualmente se dirigía al domicilio de Vanesa desde la empresa en la que trabajaba  haciendo uso de las llaves que llevaba.
* En un buzón del piso figuran los nombres de Ambrosio, Vanesa y Nicolás.
* Se hacen gestiones por funcionarios policiales que llaman al timbre del piso y al hablar con Vanesa ésta les dice inicialmente que es esposa de Ambrosio, si bien posteriormente niega esa situación y refiere que el acusado tan solo iba a la vivienda para ver a su hijo.
* Por el informe de detectives, quedó perfectamente acreditado que Ambrosio tras la firma del supuesto convenio de separación, pernoctaba en la citada vivienda junto a Vanesa, siendo significativo que elegidos por la detective cuatro días al azar, entre los meses de octubre y noviembre de 2012, en los cuatro se viera salir al acusado del domicilio citado sobre las 6 de madrugada para ir a trabajar, lo que no puede considerarse como una mera casualidad
* Se podría pensar que Ambrosio iba al piso a visitar a su hijo, pero Nicolás permaneció ingresado en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza desde el >>>>  de 2012 y las pernoctaciones de Ambrosio en el piso de Vanesa continuaban produciéndose aun estando el hijo hospitalizado.
* En relación con el convenio de separación, sorprendió al Tribunal que fuera tan minucioso en cuanto a la pensión y régimen de visitas.
* Respecto a la fijación de la pensión mensual de 700 euros, que venía a ser la mitad del salario del acusado, carece de sentido que se pactara con tal importe realmente excesivo y que se dejara de abonar de manera casi inmediata a su establecimiento.
Hay que hacer constar, que las cantidades inferiores o iguales al salario minimo interprofesional son inembargables.
Ambos fueron condenados en consonancia con lo solicitado por el Fiscal
Jose Ramon Salmeron -ABOGADO-
consultas gratis abogados penalista para firma post consulta abogados

LEAVE A COMMENT

Síguenos en Redes Sociales

facebooktwittergoogle_plus

Nuestros Servicios

Somos abogados especialistas en Derecho Penal con más de 30 años de experiencia en Juzgados. Defendemos tus derechos y te protegemos ante las injusticias del sistema judicial. Presupuestos sin compromiso. info@consultas-abogados.es

Consultas en Directo

Consulta en directo con Abogados especialistas en el 807 50 20 15 . Resuelve tu duda legal al instante

Consultas Gratis Abogados

Nuestros abogados responden a tus consultas legales gratis online . Visítanos en www.elabogadoencasa.com

Viajando por Asia

Contacto

info@consultas-abogados.es

Actualidad Legal