EL DOLO ES UN ELEMENTO DE IMPOSIBLE PRUEBA DIRECTA

SOBRE CUANDO PROCEDE LA PRISIÓN PROVISIONAL

SOBRE CUANDO PROCEDE LA PRISIÓN PROVISIONAL
Se alza la parte apelante contra el auto por el se acordó la prisión provisional comunicada y sin fianza del imputado, alegándose en apoyo de la pretensión de modificación de la medida cautelar adoptada que no concurría base para restringir el derecho a la libertad, postulando la libertad provisional sin fianza de dicha persona, con la obligación apud acta de acudir al Juzgado los días 1 y 15 de cada mes y la retirada de su pasaporte.
De conformidad con lo dispuesto en el artículo 503.1 de la LECrim, para poder decretar la prisión provisional será necesario que concurran los siguientes requisitos:
  • Que conste en la causa la existencia de uno o varios hechos que presenten caracteres de delito sancionado con pena cuyo máximo sea igual o superior a dos años de prisión, o bien con pena privativa de libertad de duración inferior si el imputado tuviere antecedentes penales no cancelados ni susceptibles de cancelación, derivados de condena por delito doloso.
  • Que aparezcan en la causa motivos bastantes para creer responsable criminalmente del delito a la persona contra quien se haya de dictar el auto de prisión.
Que mediante la prisión provisional se persiga alguno de los siguientes fines
  • Asegurar la presencia del imputado en el proceso cuando pueda inferirse racionalmente un riesgo de fuga.
  • En relación con este fin se dispone que para valorar la existencia de este peligro se atenderá conjuntamente a la naturaleza del hecho, a la gravedad de la pena que pudiera imponerse al imputado, a la situación familiar, laboral y económica de éste, así como a la inminencia de la celebración del juicio oral, en particular en aquellos supuestos en los que procede incoar el procedimiento para el enjuiciamiento rápido
  • Evitar la ocultación, alteración o destrucción de las fuentes de prueba relevantes para el enjuiciamiento en los casos en que exista un peligro fundado y concreto
  • Evitar que el imputado pueda actuar contra bienes jurídicos de la víctima, especialmente cuando ésta sea alguna de las personas a las que se refiere el artículo 173.2 del Código Penal
En estos casos, no será aplicable el límite que respecto de la pena establece el ordinal  primero de este apartado.
Dispone a continuación el articulo 503.2 de la LECrim que también podrá acordarse la prisión provisional, concurriendo los requisitos establecidos en los ordinales primero y segundo del apartado anterior, para evitar el riesgo de que el imputado cometa otros hechos delictivos.
Para valorar la existencia de este riesgo se atenderá a las circunstancias del hecho, así como a la gravedad de los delitos que se pudieran cometer.
El análisis de los particulares elevados al Tribunal, pone de relieve la concurrencia de los requisitos precedentemente reseñados
Sobre la existencia en la causa de uno o varios hechos que presenten caracteres de delito sancionado con pena cuyo máximo sea igual o superior a dos años de prisión, así como de motivos bastantes para creer responsable criminalmente del delito al investigado >>>> existe base indiciaria suficiente para considerarle autor de tres delitos de robo perpetrados en casa habitada, por más que al menos el último de ellos pudiera haberse ejecutado en grado de tentativa, desplegándose intimidación en las personas dado que al tratar de abandonar el lugar tras haber penetrado y sustraído bienes en las viviendas sitas en la calle  >>>> de >>>> fue perseguido por un vecino al que amenazó con un cutter para que desistiera, consiguiendo huir en un primer momento, siendo detenido instantes después por agentes del operativo policial antes de que abandonara el edificio, encontrando en su poder efectos procedentes de los robos, infracciones penales que llevan aparejada sanción punitiva que supera en su franja máxima los dos años de prisión.
Existiendo el presupuesto del “fumus bonis iuris” por la presencia de razonables sospechas de la comisión de lo citados delitos por el imputado, restará ponderar si se da también el “periculum in mora“, presupuesto o finalidad de la medida cautelar, que debe integrarse con la necesidad de “conjurar ciertos riesgos relevantes para el proceso y, en su caso, para la ejecución del fallo“, cuestión que ha de tener respuesta afirmativa.
Se está ante recurso formulado contra auto de prisión en la guardia, dato que sin duda deber ser ponderado a la hora de considerar concurrente un riesgo de fuga atendida la pena que llevan aparejada los delitos, así como la condición de súbdito extranjero del investigado carente de arraigo social y laboral en nuestro país, debiendo añadirse a ello el riesgo de reiteración delictiva al afirmarse por el órgano instructor que al recurrente le constaban antecedentes penales por delitos contra el patrimonio.
Pablo Salmerón
Abogado
nexta@nexta.es
consultas gratis abogados penalista para firma post consulta abogados

LEAVE A COMMENT

Síguenos en Redes Sociales

facebooktwittergoogle_plus

Nuestros Servicios

Somos abogados especialistas en Derecho Penal con más de 30 años de experiencia en Juzgados. Defendemos tus derechos y te protegemos ante las injusticias del sistema judicial. Presupuestos sin compromiso. info@consultas-abogados.es

Consultas en Directo

Consulta en directo con Abogados especialistas en el 807 50 20 15 . Resuelve tu duda legal al instante

Consultas Gratis Abogados

Nuestros abogados responden a tus consultas legales gratis online . Visítanos en www.elabogadoencasa.com

Viajando por Asia

Contacto

info@consultas-abogados.es

Actualidad Legal