NEXTA

PRUEBA Y PROCESO PENAL

PRUEBA Y PROCESO PENAL
El desarrollo de todo proceso judicial se estructura conforme a un planteamiento lógico.
  • en primer lugar, se presentan las peticiones de las partes (alegaciones)
  • después, se intenta demostrar la plena coincidencia entre los hechos alegados y la realidad (periodo probatorio)
  • por último, se concluye sobre la cuestión planteada (lo que culmina con el pronunciamiento definitivo del juzgador)
De este modo, en el proceso penal, la prueba es la actividad (normalmente, en la etapa del enjuiciamiento, aquí llamada juicio oral) mediante la cual se persigue lograr la convicción del tribunal sobre unos hechos previamente alegados por las partes.
Como es lógico, existe una diferencia entre la actitud de las partes:
  • Mientras la acusación ha de procurar pruebas de cargo, para obtener el convencimiento del juzgador sobre la vinculación del acusado con el hecho punible imputado
  • la defensa puede proponer pruebas de descargo e, incluso, adoptar una actitud de simple negativa, cuando no de absoluto silencio (a su favor juega la ausencia de prueba).
El Convenio Europeo de Derechos Humanos reconoce el derecho de todo acusado a disponer de las facilidades necesarias para la preparación de su defensa (artículo 6.3.b), entre las que se considera incluida el derecho a la prueba.
Por su parte, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos reconoce el derecho de toda persona a ser oída «con las debidas garantías por un tribunal» (artículo 14. 1); entre dichas garantías, obviamente, se encuentra la posibilidad de proponer y de practicar prueba en su defensa.
Por su parte, más explícitamente, la vigente Constitución proclama el derecho a utilizar los medios de prueba pertinentes para la defensa (articulo 24.2)
La prueba practicada durante el juicio oral es diferente de las diligencias llevadas a cabo en la investigación del delito.
  • Éstas persiguen el descubrimiento y conocimiento de las circunstancias del hecho punible, así como de la identidad del autor, sirviendo para la preparación del juicio oral (con la delimitación del objeto procesal y la formulación de las calificaciones), aportando las fuentes de prueba.
  • Sin embargo, la prueba practicada en el juicio oral es la verdadera prueba, pues pretende lograr la convicción del juzgador sobre los hechos alegados.
En un caso, se investiga, sirviéndose de las diligencias correspondientes, de las fuentes de prueba
En el otro, se prueba, utilizando al efecto los medios procesales de prueba.
Pero, ello no significa que lo obtenido durante la instrucción se circunscriba exclusivamente a la investigación del delito; su resultado también es útil para el enjuiciamiento, aunque, generalmente, necesite una posterior validación (por ejemplo: comparecencia de policías, etcétera).
consultas gratis abogados penalista para firma post consulta abogados

LEAVE A COMMENT

Síguenos en Redes Sociales

facebooktwittergoogle_plus

Nuestros Servicios

Somos abogados especialistas en Derecho Penal con más de 30 años de experiencia en Juzgados. Defendemos tus derechos y te protegemos ante las injusticias del sistema judicial. Presupuestos sin compromiso. info@consultas-abogados.es

Consultas en Directo

Consulta en directo con Abogados especialistas en el 807 50 20 15 . Resuelve tu duda legal al instante

Consultas Gratis Abogados

Nuestros abogados responden a tus consultas legales gratis online . Visítanos en www.elabogadoencasa.com

Viajando por Asia

Contacto

info@consultas-abogados.es

Actualidad Legal