EVITAR LO QUE LOS INDEPENDENTISTAS ANDAN BUSCANDO

EVITAR LO QUE LOS INDEPENDENTISTAS ANDAN BUSCANDO

EVITAR LO QUE LOS INDEPENDENTISTAS ANDAN BUSCANDO
Arrancó el pasado jueves la campaña del referéndum del uno de octubre. Lo hizo en Tarragona, en la plaza de toros, ante una multitud que rondaría las siete u ocho mil personas. Estaba lleno hasta la bandera, porque es lo que debe caber aproximadamente en esa plaza, incluyendo la zona de albero, donde no se torea desde hace unos cuantos años.
Hacerlo en Tarragona tenía su significado: por un lado se enviaba el mensaje de que esto va mas allá de las elites barcelonesas y de las comarcas gerundenses que es donde más apego hay al nacionalismo; por otro se ponía una pica en una de las zonas de Cataluña menos nacionalista, y por último se le recordaba al alcalde de la localidad que es del PSC, que esto es de un máximo imparable, que tiene que abrir los colegios si o si, porque ha visto el movimiento social delante de sus narices, en la propia plaza de toros.
Los independentistas repitieron lo que ya sabemos, y no sucedió nada especial a pesar de estar prohibido.
Lo que se va viendo con el pasar de los días es que en Cataluña conviven, no dos de legalidades, conviven dos realidades: la oficial, la que todos tenemos delante, y después otra realidad paralela en la que se han instalado los promotores del referéndum.
Si en España solo tuviéramos una realidad, que no es el caso, podríamos titular esta historia como: ayer dio comienzo la campaña electoral de unas autonómicas o cualquier otro llamamiento, pero claro, es que no estamos en una campaña normal y corriente; el acto del pasado jueves está expresamente prohibido por un tribunal y la campaña que antecede al referéndum y que viene detrás del acto antes referido igualmente prohibida.
El Tribunal Constitucional ha dejado en suspenso toda la arquitectura legal sobre la que se sustenta el acto del jueves, la campaña y el referéndum; y sin embargo, y a pesar de todo esto, la campaña comenzó, y empezó bien, algo perfectamente normal, una tarde de verano, una plaza de toros de una ciudad de provincias, los simpatizantes con sus banderas, en fin, como si hubiera elecciones de verdad, nada reseñable, salvo que el acto era ilegal, esto era lo más llamativo de todo.
¿Acaso la Delegación del Gobierno no lo sabía?
Evidentemente sí, claro que lo sabía, lo sabía porque lo sabíamos todos, estaba más que anunciado; se venía toda la semana anunciado con toda la fanfarria.
Pues bien, lo que cabria pensar es que la Delegación del Gobierno, dispondría a los agentes del orden; policía nacional, guardia civil y por supuesto a los mossos de escuadra para que impidiesen ese acto; pero no; estaban allí, mossos y policía local, y ¿qué hacían?, pues encargarse del trafico, que las calles estuviesen cortadas, y de que todo transcurriera con normalidad, es decir, que no hubiese que lamentar daños personales ni nada por el estilo. Medidas que se utilizan en los mítines de todas las campañas electorales.
Luego tenemos: a unos tipos por un lado, que montan un acto clandestino, y por otro a los encargados de velar por la ley facilitándoles el trabajo, una cosa cuando menos llamativa.
No sabemos todavía si alguien pagará por esto, quizá dentro de unos meses en forma de sanción administrativa o algo así, o bien en procedimientos penales, cuando no haya siete u ocho mil personas delante; evidentemente debe tener consecuencia legales; las tiene otras de menor importancia, y no quiero pensar las que puede tener hacer una cosa como esta.
Pero mientras esas consecuencias legales o no se sustancian, lo cierto es que el acto se celebró, y se celebró como muy probablemente se termine celebrando el referéndum del próximo uno de octubre, por más que Rajoy diga una y otra vez que no se va a celebrar.
Esto ya nos dice algo muy importante, y es que el gobierno de Rajoy quiere evitar el mas mínimo traspiés hasta el día uno de octubre, lo que en principio no es mala idea.
El pasado jueves solo había una manera de hacer cumplir la ley y era empleando la fuerza de forma coercitiva; entrando a la plaza y llevándose detenidos a los organizadores. Y no lo hicieron, a la vista está, porque los organizadores siguen en su casa; y ya debieron sentirlo, porque yo creo que eso mismo es lo que se esperaban o algo parecido.
Es decir que en alguno de los actos que se van a celebrar a lo largo de las próximas dos semanas, se presenten los furgones de la guardia civil o de la policía nacional y dé comienzo el martirologio, que muchos de ellos están buscando.
Tener una lista propia de mártires de la causa, y los mártires, muchas veces no lo pensamos, pero el cristianismo se monta en base a mártires; la lección que transmiten los mártires a los otros cristianos es muy valiosa.
Mi impresión es que están buscando mártires, están buscando detenidos, etc.., aunque sea algo ritual, pero algo, un golpe, una intervención de la policía.
Pues bien, el pasado jueves, el gobierno de Rajoy no les dio el gusto; dejó que la cosa se celebrase sin más ni más, que las intervenciones de los lideres saliesen en el telediario de la noche y que los periódicos cerrasen las ediciones con esta noticia, sin más.
Esto ha sucedido en Tarragona, en esa realidad paralela en la que han decidido vivir esta gente.
Se pretende evitar fotos que inunden la red, y si existen que no den para mucho; que no tengan esa plástica de las fotos de las revoluciones, evitar violencia, y que no puedan saltar a la prensa internacional, que es precisamente lo que quieren los organizadores de referéndum.
El hecho es que dos detenidos y cuatro porrazos, daría para mucho, eso lo sabemos todos, y, aunque pasasen solo tres horas en comisaría, con las preceptivas, fotos, los videos, los botes de humo, harían mas por la causa que todos los mítines que se van a celebrar en los próximos días.
De esto están convencidos los de la Monclóa. Es algo complicado, porque por un lado tienen que aparentar firmeza, pero por otro no aplicarla, y así durante quince días; mucho tiempo.
De haber intentado impedir el acto de Tarragona, se le habría hecho un favor al separatismo; exactamente lo que ellos andan buscando.
consultas gratis abogados penalista para firma post consulta abogados

LEAVE A COMMENT

Síguenos en Redes Sociales

facebooktwittergoogle_plus

Nuestros Servicios

Somos abogados especialistas en Derecho Penal con más de 30 años de experiencia en Juzgados. Defendemos tus derechos y te protegemos ante las injusticias del sistema judicial. Presupuestos sin compromiso. info@consultas-abogados.es

Consultas en Directo

Consulta en directo con Abogados especialistas en el 807 50 20 15 . Resuelve tu duda legal al instante

Consultas Gratis Abogados

Nuestros abogados responden a tus consultas legales gratis online . Visítanos en www.elabogadoencasa.com

Viajando por Asia

Contacto

info@consultas-abogados.es

Actualidad Legal