EL ENGAÑO DEFINE A LA ESTAFA

EL ENGAÑO DEFINE A LA ESTAFA

EL ENGAÑO DEFINE A LA ESTAFA
El engaño define a la estafa, y el engaño a su vez, queda definido, sin perjuicio de la ilimitada variedad de supuestos que la vida real ofrece, como:
  • Simulación o disimulación capaz de inducir a error a una o varias personas, que  será de apreciar cuando alguien afirme como verdadero lo que es falso o cuando oculte lo verdadero.
Su presentación criminológica es extraordinariamente variada y diversa. Puede responder a múltiples modalidades, a cualquier tipo de ardid, maniobra o maquinación.
En la consideración de tal engaño se plantean varias cuestiones, una de ellas es: su suficiencia como causante del error.
Así, el término bastante implica que sea suficiente o idóneo para originar el error en el sujeto pasivo, es decir, suficiente y proporcional para la consecución de los fines propuestos, cualquiera que sea su modalidad en la multiforme y cambiante operatividad en que se manifieste, habiendo de tener adecuada entidad para que en la convivencia social actúe como estímulo eficaz del traspaso patrimonial, debiendo valorarse aquella idoneidad tanto atendiendo a módulos objetivos como en función de las condiciones personales del sujeto afectado y de las circunstancias del caso concreto.

La maniobra defraudatoria ha de revestir apariencia de seriedad y realidad

La idoneidad abstracta se complementa con la suficiencia en el específico supuesto contemplado: el doble módulo objetivo y subjetivo desempeñarán su función determinante.
Al concretar los parámetros subjetivos, y valorar los posibles errores padecidos por el propio comportamiento de la víctima que, sin estar inducida omite las necesarias cautelas de comprobación, hay que distinguir dos grandes categorías de hipotéticos sujetos pasivos:
  • De una parte, la integrada por quienes en el ámbito contractual o en la actividad de que se trate, sea por razones legales o por práctica habitual o usos comerciales, o protocolos de actuación, propios en esa actividad tienen el deber de hacer determinadas comprobaciones, destinadas a evitar las defraudaciones; (y así es frecuente en la práctica bancaria con relación por ejemplo al control de la autenticidad de firmas por comparación con las indubitadas de que dispone la entidad).
  • Y de otra parte la de aquellas personas destinatarias de la apariencia engañosa, no obligadas por ningún deber previo de control profesional establecido para la neutralización de riesgos previsibles, en cuyo caso nada permite exigirles un deber de desconfianza o recelo ni la obligación por tanto de tener que extremar todas las cautelas objetivamente posibles, cuando se trata de una relación presidida en principio por la buena fe, cuando ninguna circunstancia o dato sugiere la necesidad de comprobar que no se trata de un engaño.
consultas gratis abogados penalista para firma post consulta abogados

LEAVE A COMMENT

Síguenos en Redes Sociales

facebooktwittergoogle_plus

Nuestros Servicios

Somos abogados especialistas en Derecho Penal con más de 30 años de experiencia en Juzgados. Defendemos tus derechos y te protegemos ante las injusticias del sistema judicial. Presupuestos sin compromiso. info@consultas-abogados.es

Consultas en Directo

Consulta en directo con Abogados especialistas en el 807 50 20 15 . Resuelve tu duda legal al instante

Consultas Gratis Abogados

Nuestros abogados responden a tus consultas legales gratis online . Visítanos en www.elabogadoencasa.com

Viajando por Asia

Contacto

info@consultas-abogados.es

Actualidad Legal