LA CULPABILIDAD HA DE QUEDAR PLENAMENTE PROBADA

LA CULPABILIDAD HA DE QUEDAR PLENAMENTE PROBADA

LA CULPABILIDAD HA DE QUEDAR PLENAMENTE PROBADA
La cuestión de si la valoración de la prueba está suficientemente motivada en las sentencias no es una cuestión que atañe solo al derecho a la tutela judicial efectiva, sino que afecta principalmente al derecho a la presunción de inocencia.
El Tribunal Constitucional ha entendido que uno de los modos de vulneración de este derecho lo constituye precisamente la falta de motivación del iter que ha conducido de las pruebas al relato de hechos probados de signo incriminatorio.
Existe una íntima relación que une la motivación y el derecho a la presunción de inocencia, que no en vano consiste en que la culpabilidad ha de quedar plenamente probada, lo que es tanto como decir expuesta o motivada.
Cuando el Juez llega a una conclusión fáctica, lo debe hacer porque no alberga duda razonable y su convicción es no reprobable
La culpabilidad ha de motivarse y se sustenta en dicha motivación, de modo que sin la motivación se produce ya una vulneración del derecho a la presunción de inocencia.
No sólo se vulnera el derecho a la presunción de inocencia cuando no haya pruebas de cargo validas o cuando por ilógico o insuficiente, no sea razonable el iter decisivo que conduce de la prueba al hecho probado, sino también, con carácter previo a estos supuestos, en los casos de falta de motivación del resultado de la valoración de las pruebas.
Por ello una de las consecuencias de esta perspectiva constitucional, de la falta de motivación suficiente del relato fáctico incriminatorio es la plena reparación del derecho vulnerado, que pasará normalmente por la anulación sin retroacción de la sentencia condenatoria.
El incumplimiento del deber de motivación fáctico ya no solo puede suponer un defecto o vicio interno de la resolución que comprometa su validez, sino que constituye una fuente de lesión directa del derecho a la presunción de inocencia que puede arrastrar como consecuencia no la nulidad de la sentencia sino la absolución del inculpado.
La presunción de inocencia implica que la decisión de condena debe venir avalada por la constatación de la existencia de motivos, en los que se funde la afirmación de los elementos del delito.
No obstante el grado de motivación constitucionalmente exigido para enervar el derecho a la presunción de inocencia es superior al grado mínimo exigido en general para la tutela judicial efectiva, dado que está precisamente en juego aquel derecho y en su caso, el que resulte restringido por la pena, que será el derecho a la libertad cuando la condena lo sea a penas de prisión.
La vulneración de la garantía de tutela judicial justifica solamente la exigencia de que sea dictada una nueva sentencia; mientras que en el caso de estimarse vulnerado el derecho a la presunción de inocencia, por inexistencia de motivos para la condena, la resolución que procede es la de absolver al acusado.
Pablo Salmerón
Abogado
nexta@nexta.es

 

consultas gratis abogados penalista para firma post consulta abogados

LEAVE A COMMENT

Síguenos en Redes Sociales

facebooktwittergoogle_plus

Nuestros Servicios

Somos abogados especialistas en Derecho Penal con más de 30 años de experiencia en Juzgados. Defendemos tus derechos y te protegemos ante las injusticias del sistema judicial. Presupuestos sin compromiso. info@consultas-abogados.es

Consultas en Directo

Consulta en directo con Abogados especialistas en el 807 50 20 15 . Resuelve tu duda legal al instante

Consultas Gratis Abogados

Nuestros abogados responden a tus consultas legales gratis online . Visítanos en www.elabogadoencasa.com

Viajando por Asia

Contacto

info@consultas-abogados.es

Actualidad Legal