LAS NOTICIAS CONFIDENCIALES EN EL ÁMBITO DEL PROCESO PENAL

LAS NOTICIAS CONFIDENCIALES EN EL ÁMBITO DEL PROCESO PENAL

LAS NOTICIAS CONFIDENCIALES EN EL ÁMBITO DEL PROCESO PENAL

En la fase preliminar de las investigaciones, la Policía utiliza múltiples fuentes de información: la colaboración ciudadana, sus propias investigaciones e, incluso, datos suministrados por colaboradores o confidentes policiales.
La doctrina jurisprudencial del Tribunal Europeo de Derechos Humanos viene admitiendo la legalidad de la utilización de estas fuentes confidenciales de información, siempre que se utilicen exclusivamente como medios de investigación y no tengan acceso al proceso como prueba de cargo.
Pero hay que hacer una puntualización:
  • no basta con excluir la utilización de la confidencia como prueba de cargo, para garantizar una adecuada tutela de los derechos fundamentales; es necesario excluirla también como indicio directo y único para la adopción de medidas restrictivas de los derechos fundamentales
Respecto a la confidencia debemos recordar que en ocasiones puede ocultar un ánimo de venganza, autoexculpación, beneficio personal, etc. Aquí viene a colación el antiguo brocardo de que “quien oculta su rostro para acusar, también es capaz de ocultar la verdad en lo que acusa”.
Por ello en la adopción de determinada medidas de investigación, se debe ser prudente:
  • la mera referencia a informaciones confidenciales no puede servir de fundamento único a una solicitud de medidas limitadoras de derechos fundamentales (entradas y registros, intervenciones telefónicas, detenciones, etc.), y, en consecuencia, a decisiones judiciales que adoptan dichas medidas, salvo supuestos excepcionalísimos de estado de necesidad (peligro inminente y grave para la vida de una persona secuestrada, etc.).
La supuesta información debe dar lugar a gestiones policiales para comprobar su veracidad, y sólo si se confirma por otros medios menos dudosos, pueden entonces solicitarse las referidas medidas.
El Tribunal Supremo declara lícito que la Policía utilice fuentes confidenciales de información, siempre que no tengan acceso al proceso como prueba de cargo.
En esos momentos iniciales de la investigación es natural que la Policía no aporte la identificación de esas fuentes para que mantengan su carácter confidencial. La noticia confidencial, sin embargo y con carácter oficial, no es suficiente para justificar, por sí sola y como único indicio, la restricción de derechos fundamentales. Las noticias o informaciones confidenciales, aunque se consideren fidedignas no pueden ser fundamento, por si solas, de una medida cautelar o investigadora que implique el sacrificio de derechos fundamentales.
En consecuencia:
  • una vez recibidas las noticias confidenciales, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad deberán establecer los servicios precisos con el fin de practicar las gestiones necesarias para confirmarlas mínimamente, con el objeto de aportar al Juzgado de Instrucción, al solicitar la adopción de una línea de investigación que pueda colisionar con los derechos fundamentales individuales
Es doctrina reiterada del Tribunal Supremo que una confidencia a la policía no es una denuncia, ya que esta requiere que se haga constar la identidad del denunciante, tal y como lo exige el artículo 268 de la LECrim. 
La confidencia es un medio de recepción de la noticia criminis que puede dar lugar a que la policía compruebe la realidad de la misma y como resultado de esa comprobación iniciar actuaciones establecidas en los articulo 287 y siguientes de la LECrim (atestado).
La existencia de una información anónima no puede considerarse, en principio, suficiente para restringir un derecho fundamental a personas que ni siquiera consta su mención nominativa en aquella, pues un anónimo no es por sí mismo fuente de conocimiento de los hechos que relata, sino que en virtud de su propio carácter anónimo, ha de ser objeto de una mínima investigación por la Policía a los efectos de corroborar, al menos en algún aspecto significativo, la existencia de hechos delictivos y la implicación de las personas a las que el mismo se atribuye su comisión.
En consecuencia, es necesario que se aporte al Juez algún elemento o dato objetivo que le permita valorar la seriedad de su sospecha más allá de las mismas consideraciones policiales.
Es claro que no puede establecerse como regla general que la Policía identifique, lo cual podría ser un dato relevante en algunos casos, pero también lo es que para la restricción del derecho fundamental no basta la valoración policial acerca de la seriedad de la noticia, pues si así fuera la Constitución no requeriría el acuerdo previo del Juez.
Las informaciones que aquellos facilitan deben ser mínimamente comprobadas policialmente con la finalidad de aportar datos objetivos que puedan ser valorados por el Juez.
El Tribunal Constitucional sostiene que cuando en la solicitud de una intervención se afirma que el conocimiento del delito se ha obtenido por investigaciones lo lógico es exigir al menos que se detalle en dicha solicitud en qué ha consistido esa investigación.
Pablo Salmerón (Abogado)
 

 

consultas gratis abogados penalista para firma post consulta abogados

LEAVE A COMMENT

Síguenos en Redes Sociales

facebooktwittergoogle_plus

Nuestros Servicios

Somos abogados especialistas en Derecho Penal con más de 30 años de experiencia en Juzgados. Defendemos tus derechos y te protegemos ante las injusticias del sistema judicial. Presupuestos sin compromiso. info@consultas-abogados.es

Consultas en Directo

Consulta en directo con Abogados especialistas en el 807 50 20 15 . Resuelve tu duda legal al instante

Consultas Gratis Abogados

Nuestros abogados responden a tus consultas legales gratis online . Visítanos en www.elabogadoencasa.com

Viajando por Asia

Contacto

info@consultas-abogados.es

Actualidad Legal