CONCURSO DE LEYES" ENTRE EL DELITO DE COACCIONES Y AMENAZAS

SOBRE EL “CONCURSO DE LEYES” ENTRE EL DELITO DE COACCIONES Y DE AMENAZAS

SOBRE EL “CONCURSO DE LEYES” ENTRE EL DELITO DE COACCIONES Y DE AMENAZAS
El delito de coacciones queda ubicado sistemáticamente por el legislador en el mismo título que las amenazas al atentar contra el mismo bien jurídicamente protegido del sujeto pasivo: la libertad del individuo.
Precisamente por atacar al mismo bien jurídico resulta muy difícil construir un concurso real, basado en acciones claramente diferenciadas con una finalidad distinta, por lo que se debe valorar si los hechos pueden ser valorados diferenciadamente o constituir una única acción o finalidad delictiva.
La jurisprudencia del Tribunal Supremo viene reconociendo, que en caso de apreciarse que los hechos son constitutivos de un delito de coacciones, no nos hallaríamos ante un concurso de delitos, sino ante un concurso de leyes, que se debe resolver a favor de aquella tipificación más acorde a la voluntad desplegada por el encausado atendiendo al factor dolo.
El Tribunal Supremo ha señalado como criterio determinante de una u otra calificación el efecto producido sobre la libertad del sujeto pasivo de la acción, que será de amenazas cuando incida sobre el proceso de formación de sus decisiones voluntarias y coacciones cuando afecta a la voluntad de obrar, pero también en ésta ultima forma de distinguir se introduce un criterio de temporalidad en cuanto que las amenazas inciden sobre un proceso mediato de decisión de la víctima y las coacciones afecta con inmediatez temporal a la adopción de una conducta.
De la lectura de esa sentencia del Tribunal Supremo más bien se deduce la imposibilidad de condenar al mismo tiempo por un delito de coacciones y un delito de amenazas unos mismos hechos.
Para tener cierta seguridad ante el tipo penal que buscado es necesario entrar a valorar la unidad o pluralidad de actos ejecutados por el encausado.
La dogmática penal parte de la existencia de una pluralidad de actos, de acciones, que son valorados como una unidad, constituyendo su objeto único de valoración jurídica. Será natural o jurídica, en función del momento de la valoración, si desde la perspectiva de una reacción social que así lo percibe o desde la propia norma.
En todo caso se requiere una cierta continuidad y una vinculación interna entre los distintos actos entre sí, respondiendo todos a un designio común que aglutina los diversos actos realizados.
Existirá unidad de acción y no una pluralidad de acciones, entendida ambas en el sentido de relevancia penal, cuando la pluralidad de actuaciones sea percibida por un tercero no interviniente como una unidad por su realización conforme a una única resolución delictiva y se encuentren vinculadas en el tiempo y en el espacio.
Pablo Salmerón
Abogado
nexta@nexta.es
consultas gratis abogados penalista para firma post consulta abogados

1 comentario

LEAVE A COMMENT

Síguenos en Redes Sociales

facebooktwittergoogle_plus

Nuestros Servicios

Somos abogados especialistas en Derecho Penal con más de 30 años de experiencia en Juzgados. Defendemos tus derechos y te protegemos ante las injusticias del sistema judicial. Presupuestos sin compromiso. info@consultas-abogados.es

Consultas en Directo

Consulta en directo con Abogados especialistas en el 807 50 20 15 . Resuelve tu duda legal al instante

Consultas Gratis Abogados

Nuestros abogados responden a tus consultas legales gratis online . Visítanos en www.elabogadoencasa.com

Viajando por Asia

Contacto

info@consultas-abogados.es

Actualidad Legal