LA BIGAMIA EN ESPAÑA BAJO EL “FUERO JUZGO Y LA “LEY DE PARTIDAS”

LA BIGAMIA EN ESPAÑA BAJO EL “FUERO JUZGO” Y LA “LEY DE PARTIDAS”

LA BIGAMIA EN ESPAÑA BAJO EL “FUERO JUZGO” Y LA “LEY DE PARTIDAS”
La bigamia en España es una conducta cuya tipificación viene de antiguo; aparece por primera vez en los textos medievales, concretamente el el Fuero Juzgo, y desde esa época esta institución ha sido recogida por todos los códigos jurídicos posteriores hasta nuestros días.
Durante los siglos XV al XVIII, la práctica de la bigamia era bastante frecuente, debido a que la sociedad no aceptaba en general alguna de las figuras de ruptura matrimonia que conocemos hoy, y en consecuencia, la bigamia era una alternativa para consolar las uniones matrimoniales insatisfactorias.
En otras ocasiones, se trataba de casos de “ausencia civil actual” personas que están separadas de su cónyuge desde hace muchos años: un hombre obligado a abandonar su pueblo por razones diversas, una mujer cuyo marido se marchó y no ha vuelto.
En el Fuero Juzgo la bigamia se equipara al adulterio; pasando a regularse posteriormente y de esta forma a la Ley de Partidas. Se concebía en aquella época como un atentado a la fidelidad matrimonial y se incluía como el adulterio entre los delitos de carne.
Para muestra, he aquí alguna de las determinaciones legales de la época:
Ninguna mujer se case con otro marido, cuando el suyo no está en la tierra, hasta que sepa de cierto si el suyo es muerto.
Aquel que quiere casar con ella; y si no lo hicieren y se ayuntasen y después viniese el primer marido, pueda este venderlos o hacer de ellos lo que quisiere.
Si se había concertado el matrimonio y se habían dado las arras como es costumbre, y ante testigos, y después la esposa cometiese adulterio o se desposase o casase con otro marido; ella y el adúltero o el otro marido o esposo, serán entregados al primer esposo como siervos con todas sus cosas.
El marido que obligase a la mujer a hacer escritura de separación la dejare sin escritura y se casare con otra, debe recibir doscientos azotes y ser señalado afrentosamente y desterrado para siempre; y el príncipe darle por siervo a quien quisiere. 
La mujer que se case con él sabiendo que es casado, debe ser puesta en poder de la primera mujer para que haga de ella lo que quiera menos matarla. 
Si alguna mujer con ayuda del príncipe o de algún hombre, o por engaño quisiere separarse de su marido y casarse con otro sea restituida a poder del primer marido y sufra en sí y sus bienes la pena que arriba se dijo respecto del marido, observándose esto mismo con el hombre que case con esposa o mujer ajena como va expresado.
Si alguno que fuese casado marchase de su tierra para ir en hueste o romería, o a algún lugar lejano, y sucediese que tardara mucho en volver, de manera que algunos hiciesen creer a la mujer que había muerto, y este luego se casase con otro, en este caso la mujer no podría ser acusada de adulterio aunque viviese el primer marido, por la escusa su ignorancia. Mas si después de casada con el segundo marido supiese ciertamente que vivía el primero, y sin embargo permaneciese con aquel o se juntase a él casualmente, esto probado, bien la podrían acusar…
Cualquiera que casare a sabiendas pendiente su primer matrimonio, o estando desposado por palabras de presente lo niegue y case con otra o lo oculte y consienta o ha que su esposa case con otro ignorante de ello.
consultas gratis abogados penalista para firma post consulta abogados

LEAVE A COMMENT

Síguenos en Redes Sociales

facebooktwittergoogle_plus

Nuestros Servicios

Somos abogados especialistas en Derecho Penal con más de 30 años de experiencia en Juzgados. Defendemos tus derechos y te protegemos ante las injusticias del sistema judicial. Presupuestos sin compromiso. info@consultas-abogados.es

Consultas en Directo

Consulta en directo con Abogados especialistas en el 807 50 20 15 . Resuelve tu duda legal al instante

Consultas Gratis Abogados

Nuestros abogados responden a tus consultas legales gratis online . Visítanos en www.elabogadoencasa.com

Viajando por Asia

Contacto

info@consultas-abogados.es

Actualidad Legal